Aftas bucales

¿QUÉ SON?

 

 

 

 

 

 

 

Las aftas bucales son pequeñas úlceras muy dolorosas que aparecen en el interior de la boca, aisladas o en pequeños grupos.

Si no las tratamos suelen desaparecer solas en 1 o 2 semanas.

Es importante no confundirlas con herpes labial, las aftas no son contagiosas ni aparecen en los labios.

¿POR QUÉ APARECEN?

Aunque se desconoce la causa exacta de su aparición, sí que conocemos algunos factores que predisponen su aparición como pueden ser:

Periodos de estrés.

-Cambios hormonales durante la menstruación o embarazo por ejemplo.

-Predisposición genética.

-Falta de alguna vitamina como por ejemplo la vitamina B12 o la vitamina C.

-Alergias.

-Traumatismos.

Como hemos dicho antes, no sabemos cuál es la causa de su aparición, pero es importante tenerlas en cuenta puesto que la presencia de aftas a veces revela otras enfermedades (problemas digestivos, alergias o intolerancias a alimentos, problemas en el sistema inmunológico…) 

¿CÓMO PODEMOS TRATARLAS?

Al principio de la explicación decíamos que sin tratarlas suelen desaparecer en 1 o 2 semanas, sin embargo, si pasados unos 10 12 días el dolor persiste, el afta es de gran tamaño o aparecen nuevas aftas, deberá acudir a su odontólogo o higienista y estos le prescribirán alguna pomada, enjuague o solución para aliviar el dolor y reducir la irritación.

Lo que no debemos hacer NUNCA si tenemos aftas, es enjuagarnos con soluciones que contengan alcohol ya que irritaría más la zona y aumentaría el dolor.

¿SE PUEDEN EVITAR?

Si eres propenso a padecer estas úlceras, puedes prevenir su aparición siguiendo estos consejos:

-Mantener una higiene correcta.

-Utilizar un cepillo de cerdas suaves para evitar lesiones.

-Evitar comer alimentos ácidos y picantes.

-Evitar bebidas alcohólicas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *