Cirugía Oral

Hay una serie de problemas bucales que no pueden ser tratados con medicamentos y requieren de la cirugía para su curación.

La cirugía oral soluciona las molestias ocasionadas por los molares del juicio retenidos, los caninos sin erupcionar, que necesitan colocarse en la arcada para restablecer la función y una estética adecuada, los frenillos de tamaño excesivo que puedan altear la función, la posición de los dientes e incluso el habla, pequeños quistes, infecciones y tumoraciones benignas, son tratadas por la cirugía oral.